La Educación que tendremos en el futuro

La Educación que tendremos en el futuro

La cuarta revolución está aquí y está para quedarse. Esa nueva realidad exige una adaptación de nuestro modelo educativo actual que permita una más fácil adaptación a los cambios que necesariamente habrán de introducirse en un futuro no muy lejano. Los métodos tradicionales de enseñanza necesitan incorporar las nuevas tecnologías presentes en nuestro día a día. Ese es pues, uno de los retos a  los que hemos de hacer frente.

La educación no puede verse hoy en día única y exclusivamente como una forma de transmitir conocimiento, sino que esta debe formar ciudadanos creativos, emprendedores, críticos y capaces de desenvolverse en todos los niveles. Es decir, junto al conocimiento entendido como transmisión del saber, deben adquirirse unas capacidades, habilidades. Las nuevas metodologías como el Changemaker o el  Design Thinking están empezando poco a poco a ser implementadas.

Changemaker busca fomentar  la curiosidad, tener una mente abierta, espíritu crítico, empatía así como capacidad para resolver problemas.ovar a la hora de cambiar asignaturas por ámbitos, libros de texto por guías de aprendizaje. Algunos de los centros que están apostando por este sistema han decidido romper los tabiques de sus aulas para que se conviertan en clases cooperativas donde todas las personas puedan aprender de las experiencias personales de sus compañeros. Las escuelas que están implementando este sistema muestran una mayor capacidad para innovar, transformar el panorama educativo y refundar la escuela de forma integral y contribuir así a la transformación que se necesita. Estos centros comprenden que en un mundo en cambio constante, un proceso de transformación escolar se inicia pero nunca se termina, ya que siempre tendrán que reinventarse. En definitiva, se abre la vía a un cambio del paradigma educativo.

Por su parte, el Design Thinking es un método de innovación más global utilizado ya tanto por escuelas y universidad como por empresas. A través de él se pretende favorecer la generación de ideas innovadoras, centrándose en entender y dar solución a las necesidades reales.  3 son sus principales características:

·         La generación de empatía: entender los problemas y necesidades para dar una solución.

·         El trabajo en equipo: poner en valor la capacidad de las personas de aportar singularidad.

·         La generación de prototipo: la idea que ha sido creada tiene que ser validada por todas las personas para que se pueda asumir como correcta.

Este modelo tiene una metodología que se compone de cinco etapas:

·         Empatiza: se produce una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios implicados en la solución que se está desarrollando, y también de su entorno.

·         Define: se debe cribar la información recopilada durante la fase de empatía y quedarnos con lo que realmente aporta valor y nos lleve al alcance de nuevas perspectivas.

·         Idea: realizar actividades que favorezcan el pensamiento expansivo, al mismo tiempo se deberán eliminar los juicios de valor.

·         Prototipa: hacer las ideas palpables y ayudar a visualizar las posibles soluciones.

· Testea: se deben probar los prototipos realizados identificando las mejoras significativas y sus posibles carencias.

La educación en la Universidad

Jeffrey J. Selingo señala que “la educación universitaria debe entenderse como una fórmula de formación a lo largo de toda la vida, pero no solo con carreras largas, sino con piezas más pequeñas, algo quizá más cercano a Khan Academy”. Selingo, apunta dos ideas más sobre cómo debería ser la universidad del futuro: personalización y aprendizaje híbrido. “Las universidades que quieran sobrevivir en el futuro tendrán que especializar su oferta para atender esas diferentes motivaciones e intereses en lugar de, como ahora, ofrecer lo mismo para todos”.

Para generar este cambio en la universidad, se está innovando a través del método Flipped Classroom. Un modelo que transfiere el trabajo de aprendizaje fuera del aula y que busca facilitar y potenciar otros procesos de conocimiento:

·         Mejorar significativamente el ambiente de trabajo en el aula.

·         Mejorar la atención educativa a cada alumno, en función de sus capacidades, de su estilo básico de aprendizaje, etc.

·         Convertir el aula en un espacio de trabajo activo para todos los miembros de la comunidad educativa presentes.

·         Fomentar la creatividad y el pensamiento crítico.

·         Facilitar en cumplimiento de las normas al eliminar algunos de los riesgos que potencian su incumplimiento.

 

Por esto mismo, las universidades deber redefinir su estrategia educativa y su oferta académica para posicionarse de modo natural en el nuevo sistema educativo que se está creando. 

14.11.2017
 
Comentarios
Ordenar por: 
Por página:
 
  • No hay comentarios aun
Acciones